Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

El foco del covid-19 a las puertas de la UE: “Estamos como España a inicios de marzo”

13

04/07/2020 21:20Actualizado: 05/07/2020 00:36

“Ni antes éramos unos timoratos no queriendo abrir las fronteras, ni ahora somos temerarios“, afirmaba esta semana la ministra de Exteriores española, Arancha González Laya, en una entrevista radiofónica. La Unión Europea prometía una serie de criterios científicos para elaborar la lista de 15 “países seguros”, con una buena situación epidemiológica del coronavirus, a cuyos viajeros se les permitiría la entrada en la UE, que abría de nuevo sus fronteras exteriores el 1 de julio, una vez estabilizada la pandemia en la mayoría de los estados miembros. Serbia, en los Balcanes, fue uno de los pocos países que pasó el corte.

Sin embargo, precisamente Serbia está sufriendo uno de los peores rebrotes del coronavirus en el continente europeo. La curva está disparada: de apenas 50 contagios diarios hace un mes, el país balcánico registra ahora rangos de 350 diarios, los hospitales del sur del país están colapsando, la mitad del Gobierno está infectado y a partir de este fin de semana la capital, Belgrado, regresa al estado de emergencia. Y las puertas empiezan a cerrársele, incluso entre estados miembros de la Unión Europea. Austria, Eslovenia o Alemania han prohibido el acceso de viajeros desde Serbia, mientras que otros como Rumanía o Italia obligan a hacer cuarentena. Pese a la aparente “garantía” de estar en la lista segura, apenas 9 países europeos, entre ellos España, permiten la libre entrada a los serbios, bajo la sospecha de que el país balcánico se ha convertido ahora en un foco de coronavirus justo a las puertas de Europa.

Un serbio entra en un ambulatorio en Belgrado con síntomas del coronavirus: tos, dificultad para respirar, fiebre. Da positivo. Sale del ambulatorio y lo atropella un autobús. Muere, pero no de covid-19, así que no entra en las estadísticas. Según la primera ministra serbia, “hay muchísimos casos” como este. ¿Suena ridículo? Esos “muchos casos” tendrían que ser los más del doble de muertos de diferencia entre las estadísticas hechas públicas por las autoridades y las estadísticas -también oficiales pero no hechas públicas-, obtenidas en una investigación periodística del Balkan Investigative Reporting Network.

“Las cifras son 2,5 veces superiores a las hechas públicas. Hay una contabilidad paralela: un número oficial que se ofrece en público y luego una información real -dentro del mismo sistema del Gobierno- que no se ofrece al público”, explica a este diario la periodista serbia Natalija Jovanovic, responsable de la investigación, que detalla que, del 19 de marzo al 1 de junio, 632 personas fallecieron en Serbia con coronavirus, más del doble que las cifras anunciadas oficialmente durante el mismo periodo, 244, y que del 17 de junio al 20 de junio los contagios superaron los 300 diarios, una cifra muy superior a del Gobierno, que señalaron un máximo de 97 nuevos casos diarios. Todo esto en un país de menos de 7 millones de habitantes. Hasta el momento, todas las justificaciones que han recibido desde el Gobierno serbio van en la misma línea que las declaraciones de la primera ministra Ana Brnabic y el accidente de autobús.

[embedded content]

La clave aquí no es una diferencia calculada en función del “exceso de muertes” comparadas con la media de años anteriores, que podrían ser (aunque no al 100%) atribuibles a la epidemia de coronavirus pero que no han sido reflejados en las estadísticas oficiales porque nunca dieron positivo antes de morir, sino que los números obtenidos por el BIRN son fallecidos a quienes, de hecho, se les diagnosticó el covid-19 y un médico colocó la enfermedad en su certificado de fallecimiento. “El problema es que los hospitales y las clínicas locales enviaban sus datos, pero la recopilación ha estado muy centralizada, y las autoridades [centrales] no ofrecían información de la localización ni de los contagios ni de las víctimas”, asevera Jovanovic. En el camino entre los hospitales locales y Belgrado es donde, presuntamente, desaparecieron los más de 380 muertos extra.

Expansión mucho mayor que la oficial

Actualmente, las autoridades serbias reportan oficialmente 15.829 positivos de coronavirus y 306 fallecimientos. Las cifras obtenidas por el BIRN apuntan a una expansión mucho mayor de la enfermedad de la dejada entrever oficialmente. Y la situación en la calle apunta en la misma línea.

“La mitad del Gobierno está infectado, y en el sur ya hay hospitales colapsados. Estamos como España a principios de marzo”, lamenta a este diario una mujer serbia afincada en España, con familia todavía residente en el país balcánico. A principios de marzo, España todavía apenas contaba con un millar de casos. En apenas tres semanas, se había convertido en uno de los mayores epicentros de la epidemia en Europa y el mundo. Curiosamente, el ejemplo admonitorio de España ya había sido utilizado con anterioridad por las autoridades serbias: el 31 de marzo y el 1 de abril todos los teléfonos móviles serbios recibieron un mensaje señalando que la situación entonces era dramática y que el país se estaba “acercando al escenario de Italia y España”.

El hospital de Enfermedades Infecciosas y Tropicales en Belgrado. (Reuters)El hospital de Enfermedades Infecciosas y Tropicales en Belgrado. (Reuters)
El hospital de Enfermedades Infecciosas y Tropicales en Belgrado. (Reuters)

En la zona del sureste del país los hospitales están al borde del colapso por la llegada de pacientes con coronavirus, según denuncian organizaciones locales. En ciudades como Novi Pazar, en el suroeste del país, ha habido protestas por las condiciones en los hospitales y la falta de medios. “La situación es catastrófica. Muchos doctores y enfermeros están infectados y en los últimos días estamos enfrentándonos a una crisis que podría significar el colapso total del sistema sanitario de la ciudad”, afirma Kladnicanin, residente de Novi Pazar (de mayoría étnica bosniaca y con gran parte de población musulmana), en declaraciones al servicio de la BBC en serbio. Turquía se ha ofrecido incluso para enviar varios cargamentos de material de protección contra el coronavirus a la región.

La situación es análoga en la vecina ciudad de Tutin, también en el sur, y en Kragujevac han tenido que regresar al confinamiento parcial. En la ciudad de Sandzak, donde también se ha denunciado la mala situación de los hospitales, fuentes sanitarias afirman que se están detectando casi 800 nuevos casos desde el fin de semana del 20 al 21 de junio; las autoridades serbias solo han hecho oficiales unas 90.

“La situación se está yendo de las manos”, afirma Jovanovic, que relata las “grandes colas frente a los hospitales que hacen tests”.

Sin embargo, no es solo el sur del país, más deprimido económicamente y con tensiones étnico-religiosas con el gobierno central. Las restricciones también están regresando a Belgrado, la capital, después de que el estado de emergencia se levantara el 6 de mayo, cuando Serbia presumía de haber logrado controlar el coronavirus. Entonces se levantaron casi todas las limitaciones, animando a la población a volver a su vida normal, permitiendo multitudes y grandes eventos deportivos, como el torneo de tenis benéfico organizado por Novak Djokovic, quien dio positivo por coronavirus apenas unos días después. El país incluso celebró elecciones parlamentarias el 26 de junio.

Con la declaración del estado de emergencia en Belgrado este viernes, se vuelve a imponer de nuevo el toque de queda a bares y restaurantes, además de prohibir reuniones de más de 100 personas. Las autoridades sanitarias han reconvertido tres hospitales de Belgrado en establecimientos “sólo para pacientes de coronavirus”, según reporta AFP. También se planea implementar la obligatoreidad de las mascarillas en los espacios públicos.

Por si fuera poco, varios políticos destacados han dado positivo en los últimos días, entre ellos el poderoso ministro de Defensa, Aleksandar Vulin, así como la portavoz del Parlamento, Maja Gojkovic, el director de la Oficina para Kosovo, Marko Djuric, o el presidente de la Cámara de Comercio, Marko Cadez.

¿País “seguro”?

Pese a todo esto Serbia ha sido, precisamente, uno de los apenas 15 países que la Unión Europea aprobó el pasado 31 de junio como “seguros” para quienes sus fronteras exteriores estarán abiertas. “El Gobierno ha dado sin ninguna duda la bienvenida [a la decisión de la UE], y se ha presentado como algo positivo en los medios de comunicación. Los beneficios son mutuos. Tenemos una muy grande diáspora serbia en Europa Occidental, relaciones académicas, familiares, de negocios y un gran número de ciudadanos serbios en diferentes contextos que desean viajar a los países de la UE, y viceversa”, afirma la ministra de Integración Europea en Serbia, Jadranka Joksimovic, a El Confidencial.

El criterio, según han defendido desde el Consejo Europeo, era “fundamentalmente epidemiológico”, es decir, que la media diaria de nuevos contagios durante los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes fuera similar a la establecida por la Unión Europea como baremo (16) y que la curva de la infección estuviera estable o descendente.

Sin embargo y pese a la alegría del Gobierno, que lo ha vendido como una victoria más en la lucha contra el coronavirus, (“miembros del partido gobernante lo han estado usando: ‘¿Cómo podéis decir que ahora la situación con el covid-19 es horrible en nuestro país si incluso la Unión Europea nos han abierto sus fronteras?'”, apunta Jovanovic) las cifras de Serbia, que junto a Montenegro han sido los dos únicos países de los Balcanes que consiguieron entrar en la selecta lista, no cumplen tampoco el baremo meramente epidemiológico.

Los Balcanes se enfrentan a un importante rebrote de nuevos contagios. Por cada 100.000 habitantes, Serbia registra actualmente una media a 14 días de 37 nuevos contagios. Es decir, algo más del doble que el baremo que estableció la Unión Europea (16). La de España es de 9,6. Todo esto, utilizando solo las estadísticas oficiales del Ministerio de Sanidad serbio y recogidas por el European Centre of Disease Control (ECDC). “El incremento actual de infectados de covid-19 está dentro de las expectativas”, afirma Joksimovic, quien insiste que Serbia “tiene una situación epidemiológica similar o mejor a la de la media de la UE”.

¿Cómo es que con esas cifras se ha abierto las fronteras a Serbia? Lo cierto es que para la inclusión de Serbia en la lista de 15 país seguros, que deja fuera a países como Estados Unidos, también ha seguido criterios políticos. La propia Comisión Europea pidió que se abrieran las fronteras exteriores con los Balcanes, al ser un vecindario de importancia estratégica para Europa, y estados miembros como Hungría pelearon hasta el último momento para incluir tantos balcánicos como fuera posible.

Media de nuevos contagios por 100.000 habitantes en cada país (ECDC)Media de nuevos contagios por 100.000 habitantes en cada país (ECDC)
Media de nuevos contagios por 100.000 habitantes en cada país (ECDC)

Pero Joksimovic, quien dirige el Ministerio serbio de Integración Europea, no está de acuerdo que haya sido solo un “compromiso”. “La República de Serbia permite la entrada libre a su territorio de todos los ciudadanos extranjeros, incluidos ciudadanos europeos, sin discriminación, independientemente del hecho de que la situación epidemiológica de varios miembros de la UE se ha mantenido crítica, incluso peor que la de Serbia”, deja caer. En la actualidad, según datos del ECDC, sólo Portugal (por el brote en Lisboa), Reino Unido, Luxemburgo y Rumanía reportan una cifra de nuevos contagios diarios por cada 100.000 habitantes similar a la de Serbia. Sólo Suecia la supera con creces.

¿Es seguro para la UE seguir con las fronteras abiertas a los serbios pese al rebrote? Aunque la lista se actualiza cada 14 días, “si hay una situación grave en un país, se deberían tomar medidas rápidas para cambiar su estatus”, señalan a este diario fuentes del Consejo Europeo. Y Serbia, con un pie ya dentro de la UE y con un rebrote pendiente de controlar, podría ser serio candidato a abandonar la lista.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2020-07-04/el-foco-del-covid-19-a-las-puertas-de-europa_2667835/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: