Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Coronavirus ahoga esperanzas de comerciantes veraniegos de ‘hacer su agosto’ en NYC

9

Cientos de pequeños empresarios, que operan en el balneario Rockaway en Queens, desconocen cómo y cuándo podrán abrir sus locales que solo funcionan en la temporada de calor

Mientras se mantiene la enorme incógnita de cuándo abrirán las playas de la ciudad de Nueva York, o si es que abrirán del todo este verano, los comerciantes y trabajadores que dependen de los meses de calor para sus operaciones, avizoran de cualquier modo, una “temporada catastrófica” ante las restricciones que impone la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, en medio de un mar de dudas, los propietarios de restaurantes y puestos itinerantes de diferentes servicios en Rockaway Beach, en Queens, una de las ocho playas públicas de la Gran Manzana, desde la semana previa al ‘Memorial Day’ ya habían empezado a encender los motores para este primer fin de semana, que es considerado el inicio ‘no oficial’ de la temporada de verano.

Pero las esperanzas de poder abrir se desvanecieron, luego que el alcalde Bill de Blasio indicó que las playas no abrirán este feriado. Y mientras tanto, más de 30 concesionarios que operan unidades de servicios veraniegos entre las calles 86 y 106 en el ‘Rockaway Boardwalk’, justo al frente del popular balneario, siguen sin recibir información de cuándo y cómo podrán iniciar sus actividades.

La emprendedora gastronómica colombiana Angela Sierra, de 50 años, quien maneja con su socia Viviana Lewis, desde hace cinco años, el restaurante Palenque ofreciendo platillos de su país, en el ‘boardwalk’, vive una incertidumbre que también embarga a su equipo de seis empleados.

“Para los pequeños negocios, que dependemos de los meses de calor, no hay posibilidades de pensar en una temporada, que por lo menos cubra económicamente nuestra operatividad”, indica Sierra.

Los comerciantes que ofrecen servicios específicos en la temporada, cuando las temperaturas se disparan, tienen dos fechas límites, para garantizar su factibilidad de negocio: entre Memorial Day y Labor Day.

Comerciantes denuncian falta de información

“Imagínate que este próximo fin de semana ya se perdió, que era el punto de partida. Quienes tenemos concesiones en la playa, no contamos con información oficial sobre  cuándo y cómo vamos a funcionar. Es obvio, que cuando abramos, por las reglas de distanciamiento social, el servicio estará limitado”, estima la colombiana.

Parte del equipo de Palenque Restaurant con la expectativa de ofrecer sus platillos este año. (Foto: Cortesía)

El escenario de centenares de bañistas que abarrotan el bulevar y se concentran en bares y restaurantes del paseo playero neoyorquino, genera muchas inquietudes en tiempos de COVID-19, tanto para las autoridades, y más aún para los comerciantes.

Tal es el caso de Caracas Rockaway Arepas Bar, uno de los sitios de encuentro más grandes del bulevar playero, que en tiempos de verano alberga decenas de personas en sus mesas.

Fuentes de ese local de comida venezolana indicaron que se encuentran analizando los protocolos de la apertura.

“Tenemos muchas dudas de cómo podemos garantizar el distanciamiento social, en nuestro espacio. Solo esperamos las instrucciones precisas y cuáles son las recomendaciones, que darán las autoridades de Salud”, dijo el vocero.

La comerciante peruana Leyla Hirala, propietaria de La Cevichería, a quien justamente este año se le vence la concesión de operar en el balnerario, también asegura que “no ve futuro para esta temporada”.  Además, como residente de esa localidad de Queens, expresa que hay opiniones divididas en la posibilidad de abrir o no los balnearios.

“Este es nuestro único ingreso y estamos en el limbo. No sabemos nada. Pero tenemos que pensar que hay una catástrofe de salud y primero es el bienestar de la gente. Si yo fuese madre de uno de los salvavidas, yo no quisiera que trabajara, por nada del mundo, este año”, confesó la empresaria.

“Peor que el huracán Sandy”

Yo no creo que nos dejen abrir, prefiero desde ya no crearme ilusiones y buscar otro trabajo. Esos locales son para aglomeraciones de gente. Estos barrios aquí en Rockaway, ya están muy afectados por la pandemia, hay muchos enfermos y muertos. Esto ha sido en esta zona peor que el huracán Sandy“, indicó el empleado de un puesto de comida veraniego que prefirió no revelar su identidad.

Precisamente los códigos postales 11694 y 11691 que pertenecen a Rockaway, son localidades costeras de Queens que están resaltadas como unas de las más afectadas de la ciudad por la concentración de contagios por el COVID-19, de acuerdo con el mapa del Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH).

En otras áreas del estado, en donde sí abrirán las playas, las localidades deberán cumplir una serie reglas impuestas por las gobernaciones de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, como el limitar el acceso en un 50% de su capacidad, restringiendo los estacionamientos y entradas, además se prohibirán las actividades de contacto grupal y también el expendio de comidas y bebidas.

Hasta un millón de personas se pueden concentrar en un día en todas las playas de NYC. (Foto: Getty Images)

Otro ángulo: el trabajo de los rescatistas

La llegada del verano también implica la contratación de centenares de trabajadores, entre salvavidas y empleados temporales que ofrecen servicios en los balnearios, aunque este año existe la posibilidad que podrían quedarse en sus casas.

Si se anunciara la apertura de las playas, existen algunos aspectos de protección ante el virus por analizar.

El líder sindical del Distrito 37, Henry Garrido, asevera que la decisión de la Ciudad de abrir playas dependerá de una serie de consideraciones muy complicadas.

“Tenemos muchas preguntas. Primero, si la ayuda federal podría llegar a tiempo para pagar quizás 1,000 socorristas, y segundo, qué pasa si estos tienen que abrazar físicamente a alguien, o incluso realizar una reanimación boca a boca, ¿cuáles son las regulaciones para eso?”, se preguntó.

El desafío de abrir las playas

La apertura de las 14 millas de playas de la Gran Manzana es uno de los principales desafíos que tendrá la Ciudad mientras se enfrenta a la monstruosa crisis causada por el coronavirus.

Con la ciudad de Nueva York como el epicentro de la pandemia, el alcalde De Blasio advirtió que las multitudes en los balnearios podrían fácilmente entrar en conflicto con las reglas de distanciamiento social.

“Si las personas acudieran en masa a las playas, en transporte público, se aglomeraría en el tipo de espacios confinados y abarrotados, donde el riesgo de propagación del virus aumenta”, dijo el mandatario.

Jane Meyer, una portavoz de la Alcaldía, acotó a medios locales que estaban “poniendo en marcha planes para que podamos abrir playas este verano, solo sí, es una posibilidad segura. Estamos revisando las pautas establecidas por el Gobernador y tomaremos todas las decisiones basadas en la salud de los neoyorquinos”.

Las playas más populares de la Gran Manzana, Rockaway Beach, Coney Island Beach y Orchard Beach, entre otras, están bajo el control del Departamento de Parques y Recreación de la Ciudad y, por lo general, abren el fin de semana del Memorial Day.

Aglomeración en las playas:

  • 1 millón de personas se pueden reunir en todas las playas de la ciudad de Nueva York, en un día caluroso de fin de semana de verano, según estimaciones de la Ciudad.

Fuente: ElDiarioNY https://eldiariony.com/2020/05/23/coronavirus-ahoga-esperanzas-de-comerciantes-veraniegos-de-hacer-su-agosto-en-nyc/

Anuncios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: