Ultimate magazine theme for WordPress.

Ponsarnau y la rareza de la normalidad

37

Copa del Rey Baloncesto El técnico sacó al Valencia de la crisis inicial y su plan empieza a dar resultados

Jaume Ponsarnau, en el partido de cuartos de final ante el Barcelona.
Jaume Ponsarnau, en el partido de cuartos de final ante el Barcelona.
ACB Photo.

Cuando a mitad de noviembre el Valencia no arrancaba, Jaume Ponsarnau estuvo en el alambre. Su equipo perdió los cinco primeros partidos de la Euroliga y empezó la Liga Endesa con un balance de 3-5. Ante los medios de comunicación, preguntado por una posible destitución, dijo: “Lo que haré es ir a casa, le daré un beso a mi mujer y explicaré a mis hijos que su padre es muy tozudo y le gusta mucho ser entrenador, pero no olvidéis que os quiero y que lo primeros sois vosotros”.

En una situación crítica, nada de volantazos ni decisiones estridentes. Absoluta normalidad. La misma con la que sacó al Valencia del bache y le ha convertido en uno de los equipos más en forma: asentados en los playoffs de la Euroliga más exigente de la historia, tratando de coger ritmo en la Liga Endesa y en semifinales de la Copa, en las que se cita con el Madrid tras derrotar al Barcelona. “La normalidad está subestimada. Puede que haya habido mucha influencia de los entrenadores serbios, del fútbol… Cuando tuve la oportunidad de ser entrenador profesional decidí que era muy importante ser yo aunque no en todos los sitios encajaría”, asegura el técnico.

Con 48 años, tiene un amplio bagaje en clubes de la zona baja, como el Manresa y el Gipuzkoa, a los que siempre logró salvar. También fue ayudante de Sergio Scariolo en la selección. En 2016 fichó como ayudante en el Valencia y, dos años después, tras la marcha de Pedro Martínez, se hizo cargo del equipo. Su gran oportunidad. El año pasado ganó la Eurocup y abrió las puertas de la Euroliga.

El curso actual no iba por buen camino, pero el Valencia tenía un plan que por fin está funcionando. “Se trataba de perseverar para construir una calidad que no aparece de un día para otro sino trabajando. Lo bueno es que el equipo creía en esto. Eso es de lo que estamos más orgullosos”, explica con su habitual calma y reconoce que “el error fue pensar a largo plazo. Reconstruimos los roles para volver a ser un equipo de 14 porque era la única forma de aguantar estar temporada tan exigente. Hemos aprovechado la fuerza de cada uno de los jugadores para ser lo mejores que podemos ser”.

El de Ponsarnau es el triunfo de la normalidad. Pero no es el único que funciona desde ella. Enfrente tendrá otro caso. “Lo que ha hecho Laso quedará para la historia. Será un ejemplo para muchos entrenadores en el futuro”, asegura. Y el técnico madridista le devuelve los elogios: “Jaume es un gran tipo, muy buena persona y muy buen entrenador. En todos los equipos en los que ha estado lo ha demostrado. En Valencia está consiguiendo que el equipo sea reconocible, con un juego coral y sin depender de nadie. Tengo mucho respeto por él y le deseo lo mejor, aunque en la semifinal igual no tanto”.

Fuente: MARCA https://www.marca.com/baloncesto/copa-rey/2020/02/14/5e46bf9522601dec3d8b4594.html

Anuncios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: