Ultimate magazine theme for WordPress.

Las grietas del transatlántico del Barça: estrellas sin brillo, mala dirección…

22

Copa del Rey Baloncesto Análisis de la eliminación azulgrana en cuartos de final de la Copa

Svetislav Pesic pide un tiempo muerto ante la mirada de Malcolm...
Svetislav Pesic pide un tiempo muerto ante la mirada de Malcolm Delaney.
ACB Photo.

Cinco meses después de romper el mercado y diseñar una de las mejores plantillas de su historia, el Barcelona cayó en cuartos de final de la Copa. Adiós a su segundo título. El macroproyecto continúa en blanco por ahora. Le quedan la Euroliga y la ACB, los premios gordos, pero ya ha dejado claro que a un partido es muy vulnerable. Aviso de cara a la Final Four, si llega. En un playoff será más complicado meterle mano.

El transatlántico azulgrana tiene algunas grietas desde el inicio del curso y nadie las ha cerrado. El inmenso talento de su plantilla no le basta, aunque sí le ha servido para llevarse algunos partidos. El juego en equipo brilla por su ausencia. Y cuando las estrellas no tienen el día, pasa como en la derrota ante el Valencia:43 triples lanzados y muchos jugadores haciendo la guerra por su cuenta en busca de la remontada.

Mirotic fue el salvavidas al que se agarró el Barça durante casi todo el partido. Anotó 25 puntos, pero en ocasiones cargó con demasiada responsabilidad. Se precipitó en algunas acciones como queriendo justificar su condición de estrella del proyecto. En los últimos cuatro minutos, sólo hubo noticias de él por una falta cometida que pudo ser antideportiva. Mientras los árbitros deliberaban, él se fue a esperar los tiros libres. Solo. Frustrado.

Él flotó. Otros naufragaron. Brandon Davies, especialmente. El pívot empezó la temporada de forma demoledora. Se ganó el apodo de Rambo. Ahora no pasa de soldado raso. Está ansioso, como si quisiera demostrar algo en cada balón que toca. En cuartos, el Barça perdió por 28 con él en pista. A Cory Higgins no le va mucho mejor, aunque tiene la coartada de su reciente lesión.

La dirección de Svetislav Pesic también fue pésima. Apostó por Oriola como pívot mientras Tobey dominaba la zona; se olvidó de Claver tras una gran primera mitad;Ribas no jugó pese a las lesiones de los bases, fue incapaz de detener un parcial de 0-20… “No es un fracaso”, dijo el técnico. “Si no está roto… no lo arregles. Estoy jodidamente cabreado”, escribió Malcolm Delaney en sus redes sociales después del partido. Que cada uno decida el destinatario que desee. El macroproyecto del Barça cada vez tiene más presión.

Fuente: MARCA https://www.marca.com/baloncesto/copa-rey/2020/02/14/5e46ee43ca474111088b45f3.html

Anuncios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: