Ultimate magazine theme for WordPress.

Gasto de hogares e inversión, los motores del crecimiento de 3,3 %

163

La producción de la economía colombiana en el 2019 se expandió en 3,3 por ciento, cifra que estuvo en línea con lo esperado por el Gobierno y ligeramente por encima de la expectativa del mercado (3,2 %).

El crecimiento del producto interno bruto (PIB) es el mayor desde el 2014, cuando fue de 4,5 por ciento. Esta vez, 47 de cada 100 pesos de lo que creció la economía fueron aportados por dos sectores: el de comercio, reparación de vehículos, transporte, alojamiento y servicios de comida, que puso el 24,9 por ciento de la expansión total, y el sector de administración pública, seguridad social, educación, salud y servicios sociales, que puso el 21,7 por ciento.

La producción de la economía colombiana en el 2019 se expandió en 3,3 por ciento, cifra que estuvo en línea con lo esperado por el Gobierno y ligeramente por encima de la expectativa del mercado (3,2 %).

El crecimiento del producto interno bruto (PIB) es el mayor desde el 2014, cuando fue de 4,5 por ciento. Esta vez, 47 de cada 100 pesos de lo que creció la economía fueron aportados por dos sectores: el de comercio, reparación de vehículos, transporte, alojamiento y servicios de comida, que puso el 24,9 por ciento de la expansión total, y el sector de administración pública, seguridad social, educación, salud y servicios sociales, que puso el 21,7 por ciento.

En comparación con el 2018, cuando la economía se expandió en 2,5 por ciento, la diferencia es visible, además de ser de las mejores en América Latina y el Caribe que, en total, se estima que solo varió 0,1 por ciento para el 2019.

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, destacó que “si bien la expectativa que teníamos en un principio no se cumplió (3,6 %), lo que vemos es una recuperación contundente de la economía, en medio de vientos externos adversos y, además, creciendo por encima de la región”.

De manera individual, las actividades financieras y de seguros fueron las de mayor crecimiento, con una variación del 5,7 por ciento, lo que, según el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, se evidencia en el crecimiento acelerado de las tasas del crédito de consumo y vivienda.

La siguiente actividad económica de mayor crecimiento es la administración pública: 4,9 por ciento, cifra que también obtuvo el comercio y que se resalta por ser uno de los sectores más generadores de empleo.

Si bien la expectativa que teníamos en un principio no se cumplió (3,6 %), lo que vemos es una recuperación contundente de la economía, en medio de vientos externos adversos

Minerales, al alza

Otro aspecto por destacar es el de la explotación de minas y canteras, que se expandió en 2,1 por ciento, luego de 5 años de caídas consecutivas. El último crecimiento de los minerales se había registrado en el 2013, cuando la cifra fue de 5,3 por ciento.

En el caso del sector agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, si bien tuvo una variación de 2,0 por ciento en el año, al compararlo con el año anterior su rendimiento fue menor, toda vez que en el 2018 había crecido a un ritmo de 2,4 por ciento.

En esta rama, los analistas del Banco de Colombia destacan el papel del café, que fue “bastión” del logro que tuvo el sector. Este producto se expandió en 9,5 por ciento en el año.

En cuanto a la actividad de las industrias manufactureras, la variación en el 2019 fue de 1,6 por ciento, con lo cual no logró superar la del 2018: 1,8 por ciento.

Único en negativo

La rama de la construcción fue la única que tuvo un número negativo (- 1,3 %), por lo que los analistas del BBVA destacaron que “la contracción del sector se produjo pese al crecimiento de la inversión que hubo en obras civiles”.

Lo que restó a esta actividad fue la caída en el componente de edificaciones (- 7,7 %), algo que se explica, según la presidenta del gremio Camacol, Sandra Forero, por “el menor dinamismo de la actividad no residencial y el segmento alto de vivienda”.

Por el contrario, Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), destacó “el impulso en la inversión en obras civiles, componente que cerró el 2019 con una variación de 10,1 por ciento, es decir los recursos que se destinan a los proyectos de infraestructura vial, férrea, minera y otras como estadios y parques”.

Inversión, protagonista

En línea con lo señalado por Caicedo, de los datos divulgados ayer por el Dane se desprende que el consumo de los hogares sigue sobre rieles (4,6 %).

Pero en el 2019 aparece también la inversión, que alcanzó a aportar un 30 por ciento al crecimiento total. Lo cierto es que hay optimismo sobre lo que viene para este año en materia de PIB, partiendo de lo sucedido en el último trimestre del año pasado, cuando la economía se expandió a un ritmo del 3,4 por ciento.

La expectativa oficial es que la producción en 2020 se expanda al 3,7 por ciento, cifra que, no obstante, fue revisada a la baja por el Ministerio de Hacienda, pues originalmente se creía le apostaba al 4 por ciento. En este contexto, el poco aumento del empleo sigue siendo uno de los lunares del desempeño del PIB.

No se trata de que estemos destruyendo empleos, sino que no estamos contratando a la misma velocidad

Construcción, el único quedado

Los resultados de los distintos sectores de la economía en el último trimestre del 2019 empiezan a dar señales acerca de cómo será su comportamiento en este año.

En el caso de la construcción, continuó en terreno negativo (1,3 %), desde el -0,4 por ciento del 2018, lo que permite estimar que en el -0,1 por ciento del cuarto trimestre ya hay alguna mejoría.

“Teníamos previsto este resultado, pero esperamos tener un 2020 positivo teniendo en cuenta el aumento de la comercialización de vivienda, los lanzamientos de proyectos y los inicios de obra”, dijo Sandra Forero, presidenta de Camacol.

Agregó, además: “Es importante garantizar la cantidad suficiente de cupos del programa Mi Casa Ya para que permita mantener la confianza del comprador y los buenos resultados que hemos visto a la fecha en comercialización de vivienda social”.

Minas sube después de 5 años de caída

En el resultado total del sector de explotación de minas y canteras se destaca el comportamiento de la explotación de oro, que creció en 6,6 por ciento tras un resultado negativo en el 2018 (-13,7 %).

Entre tanto, el carbón, aunque creció a ritmo lento: 0,3 por ciento, venía de un desempeño negativo en el año anterior (-6,3 %). Y lo más destacado con este mineral es que en el último trimestre del 2019 fue uno de los de mayor crecimiento entre los que integran esa rama (7,2 %) junto con el buen desempeño del oro en ese fin de año (7,6 %).

El petróleo, que es el que más jalona la actividad de minas, se expandió a un ritmo de 2,4 por ciento en el total del año, pero en el trimestre solo alzó en 0,1 %.

Mayor impulso no baja el desempleo

Desempleo

Mientras la economía crece, el desempleo pasa del 9,8 por ciento (2018) al 10,5 por ciento.

Foto:

Joaquin Sarmiento. AFP

La economía creciendo al 3,3 por ciento en el 2019, mientras el desempleo pasa del 9,8 por ciento (2018) al 10,5 por ciento en el cierre del año, es la preocupación vigente, tras los resultados divulgados ayer por el Dane.

Según el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, las cifras muestran que el cambio estructural del mercado laboral tiene todo que ver, ya que en actividades que antes necesitaban más personas ahora generan igual valor con menos ocupados.

“En línea con lo expresado por el gerente del Banco de la República, Juan José Echavaría, no se trata de que estemos destruyendo empleos, sino que no estamos contratando a la misma velocidad”, dijo Oviedo. Agregó: “Crecemos en actividades económicas que no tienen la capacidad de encadenarse para generar suficiente empleo”, lo que tendrá que ponerse en el visor a fin de establecer una política para combatir el desempleo.

Comercio y otros aceleradores

Tras conocer las cifras del sector comercio, el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, llamó a los colombianos al optimismo. “Es hora de mirar con buenos ojos el comienzo del año y el gran ambiente para el clima de los negocios”.

Hay que destacar que el dinamismo de esta rama de la economía, que se expandió en 4,9 por ciento, frente al 2,7 por ciento que logró en el 2018, estuvo explicado por el comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores y motocicletas (5,2 %). El tema del alojamiento y los servicios de comida también empujó a esta rama (4,7 %). El del comercio fue el segundo crecimiento más alto después de actividades financieras.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS
​EL TIEMPO
[email protected]

Fuente: El Tiempo https://www.eltiempo.com/economia/sectores/gasto-de-hogares-e-inversion-los-motores-del-crecimiento-de-3-3-462430

Anuncios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: