Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

China cambió la forma en que cuenta los casos de coronavirus. La imagen completa está lejos de estar finalizada

37

(CNN) — Cuando China informó una caída en el número de nuevos casos del mortal coronavirus a principios de esta semana, surgieron esperanzas de que el brote podría estar disminuyendo.

Pero el jueves, las autoridades de salud en Hubei, la provincia en el centro de la epidemia, anunciaron que hubo casi 15.000 casos nuevos durante la noche, casi 10 veces el número de casos anunciados el día anterior.

El gobierno se apresuró a señalar que el brote no empeoró de repente; las autoridades simplemente cambiaron la forma en que informaron los casos para permitir que más personas accedan al tratamiento más rápido.

“Nuestro pronóstico era de 1.500 casos nuevos, y abrí mi computadora y son 15.000 casos nuevos. Creo que se me puso el pelo de punta”, dijo David Fisman, profesor de epidemiología en la Universidad de Toronto, quien ha gastado mucho  tiempo modelando el actual brote de coronavirus.

El cambio en cómo se diagnostican los nuevos casos ha generado preguntas sobre si el mundo puede confiar en los números que salen de China, en medio de las críticas sobre el manejo del brote por parte del gobierno.

Los riesgos y el impacto de un virus para Latinoamérica 5:35

¿Cómo ha cambiado China su método?

El número total de casos reportados por China ahora incluye “casos clínicamente diagnosticados”. Estos son pacientes que demuestran todos los síntomas de Covid-19 pero que no han podido hacerse una prueba o se cree que dieron resultados negativos falsos.

Fisman dijo que este fue un movimiento positivo por parte de las autoridades sanitarias chinas. “Deberían ser aplaudidos por eso porque están ampliando la red para tratar de hacer un mejor trabajo para controlar la propagación de las personas que aún no tienen un diagnóstico firme”, afirmó.

Si el repentino aumento en los números es desconcertante para algunos, en realidad no significa un aumento en el número de personas que han caído enfermas. De hecho, Fisman indicó que sería “fenomenalmente irresponsable” decir que la epidemia empeoró. “Las definiciones de casos cambian, esa es una buena práctica de salud pública, no quieren perderse de casos”, señaló.

Los retrasos en las pruebas no se limitan a China. En Estados Unidos, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) actualmente requieren que todas las muestras potenciales se envíen a sus laboratorios centrales para realizar pruebas completas.

Hablando en una audiencia en el Senado de Estados Unidos el miércoles, antes del anuncio de China, Scott Gottlieb, excomisionado de la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU., instó a un cambio similar en el procedimiento en el país para frenar cualquier brote potencial. Dijo que las pruebas no se realizaron de forma suficientemente agresiva y deberían ampliarse para cubrir más síntomas.

“Creo que deberíamos inclinarnos muy agresivamente para ampliar la detección diagnóstica en este momento, particularmente en comunidades donde hay mucha inmigración, donde podrían surgir estos brotes, para identificarlos oportunamente como para que sean lo suficientemente pequeños y así podamos intervenir para prevenir una mayor propagación de la enfermedad en este país”, aseguró.

¿Deberíamos ser más escépticos sobre lo que dice China?

La Organización Mundial de la Salud ha respaldado a China y la forma en que ahora informa los números. Pero muchos han expresado alarma por tomar las cifras al pie de la letra, dado el historial del gobierno de suprimir información sobre esta y las crisis anteriores.

Desde el comienzo del brote a fines del año pasado, las autoridades chinas han intentado controlar el flujo de información alrededor del coronavirus. Li Wenliang, médico en el epicentro del brote de Wuhan, trató de dar la alarma sobre el virus desde el principio, pero la policía lo reprendió rápidamente. El propio Li murió a causa del virus la semana pasada y su muerte ha llevado a un nivel de protesta pública que rara vez se ve en China.

Gottlieb, el excomisionado de la FDA (por sus siglas en inglés), fue uno de los que cuestionó públicamente la calidad de los datos que salen de China.

“No confío en los informes en China, y también creo que los números de China reflejan los casos más severos, por lo que estamos obteniendo una visión sesgada de la tasa de letalidad y cuán grave es”, dijo el miércoles.

Fisman indicó que si bien es probable que los números reales sean algo más altos que los oficiales, la mayor parte de la discrepancia probablemente involucra casos leves.

“Lo que puedo decir como alguien que modela enfermedades infecciosas, es que los números de casos confirmados virológicamente tienen sentido para mí”, dijo.

Sin embargo, quedan algunas preguntas.

“En China, la línea del partido es ‘esto comenzó en diciembre’”, afirmó Fisman. “Aquellos de nosotros que tenemos la suerte de no tener que repetir una verdad oficial somos capaces de decir no, no, los datos filogenéticos del virus dicen que a principios de noviembre, y los modelos epidémicos basados en recuentos de casos exportados, en los que confiamos, muestran que fue desde inicios hasta mediados de noviembre”.

Los líderes de China han prometido transparencia absoluta sobre el virus, y la OMS los ha elogiado por compartir información. Beijing también ha prometido un severo castigo para cualquier funcionario que se encuentre ocultando o minimizando las cifras relacionadas con el brote.

¿Alguna vez sabremos el número verdadero?

Especialista: El coronavirus aún no es una pandemia 4:23

Puede tomar años obtener una imagen real de una epidemia. Establecer el verdadero alcance del brote de SARS en 2002 y 2003 fue un proceso a largo plazo, en parte porque China suprimió la notificación del mismo en los primeros meses.

Pero incluso si las autoridades hacen todo lo posible por revelar números precisos, la imagen completa no estará finalizada hasta mucho más tarde.

Las pruebas también podrían ser un problema. Asha George, directora ejecutiva de la Comisión Bipartidista de Biodefensa, dijo en la misma audiencia del Senado estadounidense el miércoles que China puede tener limitaciones en sus pruebas y recursos de informes, en lugar de simplemente “una falta de deseo por parte del gobierno chino de informar”.

“Realmente no sabremos cuál es la verdadera letalidad de esto hasta probablemente dentro de unos meses o años, cuando la gente haga … análisis de sangre y descubra cuántas infecciones silenciosas había en la población”, reveló Fisman.

Agregó que, por el momento, los expertos en salud no tienen una idea clara de cuántos de los casos reportados desde China están ocurriendo en centros de atención médica y hospitales, donde la tasa de mortalidad podría ser mayor, porque las personas que están en un hospital por este u otro motivo son más vulnerables.

¿Qué significa para el mundo si no sabemos el número verdadero?

Por supuesto, tener información precisa es clave para combatir una epidemia, porque ayuda a los epidemiólogos a pronosticar la propagación de la enfermedad, lo que a su vez permite a los funcionarios de salud pública implementar las medidas necesarias.

Pero aunque el número de casos reportados juega un papel, no es la única forma, y en algunos casos ni siquiera es la más importante al momento de medir un brote.

“Siempre medimos grandes epidemias indirectamente, usualmente usando algunas fuentes de datos diferentes, sabiendo que todas van a estar equivocadas en diferentes lugares, pero que la imagen combinada a menudo es muy, muy útil en términos de averiguar qué debe ser pasando “, dijo Fisman.

La mayoría de los epidemiólogos saben cuáles son los obstáculos y pueden trabajar con eso, afirmó.

George le expresó a los legisladores que a los estudiantes de las escuelas de salud pública a menudo se les enseña a “multiplicar por 7 u 8 veces lo que le han dicho” para dar cuenta de los casos que no pueden ver.

“Por cada caso que ves, hay siete u ocho por ahí que no ves”, aseguró.

Fuente: CNN https://cnnespanol.cnn.com/2020/02/14/china-cambio-la-forma-en-que-cuenta-los-casos-de-coronavirus-la-imagen-completa-esta-lejos-de-estar-finalizada/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: