Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Última hora del coronavirus: Italia confirma dos casos de contagio, dos turistas chinos

1.767

30/01/2020 08:41Actualizado: 30/01/2020 22:48

El coronavirus de China ha dejado ya, al menos, 171 los muertos y mantiene infectadas a más de 8.000 personas en todo el mundo, la mayoría en China continental. Fuera de China, al menos 18 países (más Hong Kong, Macao y Taiwán) han informado de 83 casos confirmados del conocido como ‘coronavirus de Wuhan’, 10 de ellos en Europa. Ante el miedo de contagio y las crecientes precauciones sanitarias, varios países han cerrado sus fronteras terrestres con China o han limitado los transportes al país, otras empresas siguen cerrando, como Ikea, y aerolíneas extranjeras han suspendido vuelos a China. Durante la tarde de este jueves, la OMS declaró la emergencia internacional ante el avance de la enfermedad.

[Qué son los coronavirus. Disponible aquí]

Según el informe diario de la Comisión Nacional de Sanidad, actualizado la pasada medianoche (hora local), el número de pacientes en estado grave se sitúa en 1.370, mientras que 124 personas superaron la enfermedad y fueron dadas de alta. Durante la jornada del miércoles se registraron 38 muertes más. La mayoría de los nuevos casos y fallecimientos se han registrado en la provincia donde se originó el brote, Hubei, según informó hoy la Comisión de Sanidad de esa región y donde hay una “grave escasez” de suministros médicos para enfrentarse a la enfermedad.

En la capital, Wuhan, se detectaron ayer 356 nuevos casos y se confirmaron 25 decesos. Esta ciudad es el epicentro de la enfermedad y se encuentra desde hace una semana con todos los accesos cortados —quedan 9 millones de personas dentro de la ciudad, según las autoridades locales— para tratar de contener la expansión del virus.

En el extranjero, se han confirmado contagios en países de la región como Tailandia, Japón y Singapur, así como en otras naciones más lejanas como Estados Unidos, Australia, Francia o Alemania, aunque fuera de China no se ha producido ninguna muerte por el momento. Al menos tres países europeos han reportado casos de infectados por coronavirus, un total de 10 entre Francia (5), Alemania (4) y Finlandia (1). Al menos una decena de posibles casos permanecen en observación. Rusia ha decidido cerrar la frontera con China hasta nuevo aviso.

El primer infectado en Alemania, anunciado este martes, ha sido el primer caso de contagio entre humanos en Europa, pues el paciente no había viajado a China.

Japón y Vietnam también han detectado al menos tres casos de contagio en personas que no habían viajado a China. Taiwán ha registrado 8 contagiados. Este jueves, Estados Unidos ha reportado un primer caso de contagio local en una persona que vivía con una mujer de Chicago que había viajado a Wuhan. Así, EEUU sube a los 6 contagiados. Este jueves, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, informó de que dos turistas chinos que se encontraban en su país han dado positivo en coronavirus. En este sentido, ha comunicado el cierre del tráfico aéreo con el país asiático.

A primera hora del miércoles, Emiratos Árabes Unidos se ha unido a la lista de 18 países (más Hong Kong y Macao) que han confirmado algún caso de infectado de coronavirus de Wuhan. Se trataría de cuatro personas entre los miembros de una familia que llegó de Wuhan. Estos pacientes en Emiratos son los primeros casos confirmados en Oriente Medio.

Cinco alemanes, aislados en La Gomera

En España, donde todavía no se ha confirmado ningún caso de infectados por el coronavirus de Wuhan, la Sanidad canaria ha aislado en el Hospital de La Gomera por recomendación del Gobierno de Alemania a dos ciudadanos de ese país que tuvieron contacto antes de viajar a la isla con un portador del coronavirus causante del brote de neumonía en China. Fuentes oficiales han precisado que se trata de una medida adoptada por precaución. Asimismo, se ha decidido aislar a otros tres ciudadanos de la misma nacionalidad que iban con ellos. Por el momento, ninguno presenta síntomas.

Italia descarta el virus en el crucero bloqueado

A unos 6.000 pasajeros de un crucero de compañía Costa Crociere procedente de España se les ha impedido desembarcar este jueves en el puerto de Civitavecchia (Italia) hasta que se realizaran los análisis a una pasajera originaria de Macao que presentaba síntomas compatibles con el coronavirus. Los pasajeros de la nave Costa Smeralda, entre los que hay españoles, han realizado etapas en las ciudades españolas de Palma de Mallorca, Barcelona y la francesa Marsella y se encuentran en este puerto cercano a Roma desde la mañana de este jueves a la espera de que se realicen los análisis a la mujer.

Finalmente, las autoridades italianas han descartado que sea un caso de coronavirus.

El crucero bloqueado en el puerto de Civitavecchia (Italia)El crucero bloqueado en el puerto de Civitavecchia (Italia)
El crucero bloqueado en el puerto de Civitavecchia (Italia)

Aerolíneas suspenden vuelos

La aerolínea British Airways (BA), seguida de Iberia, suspendió suspendido con “efecto inmediato” todos sus vuelos a China continental debido al coronavirus. La alemana Lufthansa también ha cancelado sus vuelos a China. Air France, por su parte, permite a sus pasajeros anular o aplazar vuelos sin gastos. Toyota ha paralizado sus fábricas hasta el nueve de febrero e Ikea, hoy mismo, ha echado el cierre a todos sus establecimientos en el país hasta nuevo aviso.

Mientras, la Asociación China de Fútbol anunció la suspensión hasta nuevo aviso de todas las competiciones a nivel nacional, incluida la máxima división liguera, la Superliga, debido al brote de neumonía.

Además, este mediodía, el país ha cancelado el inicio de la Superliga de Fútbol, que debía comenzar el 22 de febrero, y se plantea aplazar su Gran Premio de Fórmula 1. La Federación Internacional de Automovilismo ya ha declarado que tomará “cualquier acción” para proteger al deporte y al público de cualquier riesgo para la salud.

Paralelamente, la compañía italo-suiza de cruceros MSC ha cancelado tres cruceros de pequeña dimensión que tenían prevista su salida el próximo 14 de febrero desde Shanghái. En su lugar, estos saldrán de Singapur el día 13.

Evacuación de los españoles en Wuhan

La veintena de españoles que se encuentran atrapados en Wuhan desde hace una semana serán evacuados en las próximas horas a bordo de un avión británico que hará escala en Londres y luego les llevará a Madrid, informaron hoy a Efe fuentes cercanas al despliegue de rescate. Una vez en España, serán puestos en cuarentena durante catorce días en el Hospital Gómez Ulloa de la capital. En concreto, según ha confirmado el embajador británico en Madrid, Hugh Elliot, saldrán de Wuhan a las 5.00 hora local, aunque finalmente la salida se ha retrasado dos horas.

Eso sí, según ha matizado Sanidad, no serán atendidos en la planta 22 del recinto sanitario —donde se encuentra una Unidad de Aislamiento—, como se pensaba en un principio

Según el Ministerio de Exteriores español, en la región de Hubei, epicentro de la epidemia de coronavirus, hay en torno a 20 ciudadanos españoles. “Estamos trabajando con Salvador Illa (ministro de Sanidad), nuestro consulado en Pekín y las autoridades chinas y europeas para repatriar a la veintena de españoles en Wuhan y Hubei (la provincia), epicentro del coronavirus”, ha informado la ministra de Exteriores española, Arancha González Laya.

Sanidad desplegará un dispositivo específico para la llegada de los españoles repatriados en Wuhan

Sanidad tiene un dispositivo especifico para la llegada de los repatriados con las máximas garantías para ellos y los ciudadanos. “Estamos hablando de personas sanas de una zona de cuarentena”, ha incidido el director del Centro de Emergencias y Alertas de Sanidad, Fernando Simón, quien también ha llamado a la calma “porque todos los días se ponen a pacientes en cuarentena en España por distintas enfermedades”.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, este miércoles. (EFE)El ministro de Sanidad, Salvador Illa, este miércoles. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, este miércoles. (EFE)

“Vamos a adoptar todas las precauciones, evitando al máximo cualquier riesgo”, ha dicho Illa, quien ha asegurado que se intentará que su estancia “sea lo más llevadera posible, garantizando el contacto con familiares y personas próximas”, y “con libertad de movimiento” dentro del área de cuarentena.

A los repatriados les recibirá en España personal de Sanidad Exterior. A las puertas del avión, este personal recibirá los informes de las autoridades chinas sobre su estado y se les hará una evaluación antes de partir de China y otra a su llegada a España.

A la tripulación del vuelo, de cuyos detalles informará próximamente el Ministerio de Exteriores, que aún está ultimando los detalles de la repatriación, se les hará un seguimiento por teléfono y se deberán tomar la temperatura diariamente. Simón ha puntualizado que la tripulación, no obstante, no va a tener contacto directo con los repatriados.

Fin de las vacaciones del embajador

Sin embargo, la crisis del coronavirus de Wuhan ha sorprendido de vacaciones desde hace algo más de un mes al embajador español en China, Rafael Dezcallar de Mazarredo, que no se ha reincorporado hasta hoy. Las festividades por el Nuevo Año chino han dejado la embajada y los consulados españoles bajo mínimos para lidiar con la peor emergencia sanitaria en el país asiático en más de 15 años, por la que ya permanecen en cuarentena más de 50 millones de personas.

Los españoles que han acudido a los consulados españoles de Shanghái y Cantón para recibir información señalan a El Confidencial que las oficinas están cerradas y que les han informado que permanecerán así hasta el próximo 3 de febrero. Sin embargo, Exteriores explica que los consulados han tenido que cerrar su atención al público por instrucciones de las autoridades chinas al igual que los consulados de otros países, pero que “están abiertos y trabajando en atención a españoles y emergencias”.

Varios países europeos, como Francia e Italia, así como Japón, Corea del Sur, Australia, Sri Lanka, India y EEUU han comenzado los trámites para repatriar a sus nacionales que permanecen tanto en Wuhan como en la provincia de Hubei, sobre las que el gobierno chino ha impuesto restricciones de movimiento tanto aéreo como por tierra en un intento de evitar que la enfermedad siga propagándose.

[Consulte aquí el dossier ‘Preguntas frecuentes sobre el coronavirus’, editado por el Ministerio de Sanidad]

En colaboración con las autoridades chinas, Japón ha organizado vuelos chárter para repatriar a los cerca de 650 japoneses que han solicitado ser evacuados de China a partir de este mismo martes. El Ministerio de Sanidad francés ha informado de medidas similares, que comenzarán a partir del jueves. Los repatriados franceses tendrán que permanecer al menos 14 días en cuarentena, para comprobar que no tienen el virus y evitar nuevos contagios.

Por su parte, el gobierno australiano evacuará a sus nacionales hasta la remota isla de Navidad, en el océano Índico, donde serán puestos en cuarentena.

Países vecinos como Hong Kong, donde se han detectado al menos 8 casos confirmados de infectados por coronavirus, han anunciado cierres parciales de su frontera con China. La gobernadora hongkonesa Carrie Lam ha anunciado la suspensión del servicio trenes y ferris entre la China continental y la región hongkonesa. Además, limitarán el tráfico aéreo a la mitad. La Asociación de Fútbol de Hong Kong ha anunciado que suspenderá todos sus partidos y entrenamientos.

Mongolia cerró a finales de la semana pasada su frontera terrestre con China, y Kazajistán ha decidido este miércoles suspender temporalmente el transporte aéreo y terrestre de pasajeros con China, cancelar eventos deportivos regionales y tampoco autorizará ningún visado a ciudadanos chinos para evitar la entrada al país del coronavirus. Kazajistán, que de momento no ha detectado ningún caso de coronavirus, comparte una frontera de 1.460 kilómetros con China.

España, sin casos

A última hora de este jueves, Sanidad ha informado de que ha activado el protocolo por un posible caso en Ciudad Real, aunque por el momento no han trascendido más datos.

Después de que el Hospital de Torrevieja (Alicante) ha descartado que la turista islandesa de 66 años ingresada sea un caso de coronavirus, el servicio de Medicina Preventiva del Hospital Regional de Málaga decidió ingresar en aislamiento a un hombre de 52 años por un posible caso, habida cuenta de que en los últimos días el mismo podría haber estado en contacto con personas de la zona de China donde se han producido casos de contagio. Finalmente, las autoridades sanitarias andaluzas han comunicado que no tiene dicha enfermedad.

Según han informado a Europa Press fuentes sanitarias, este miércoles dicho hombre ha sido ingresado en las Urgencias del centro hospitalario al presentar un cuadro gripal, constatándose posteriormente que podría haber estado en contacto con personas de la zona de China donde constan casos de contagio de coronavirus.

[Sin mascarillas ni temor: así fue la celebración del Año Nuevo chino en el madrileño distrito de Usera]

La paciente de Torrevieja, que había estado recientemente en la ciudad china de Wuhan, “no cumple los criterios epidemiológicos como para ser considerado un caso de coronavirus al cien por cien”, por lo que el hospital ha desactivado la alerta, han señalado las mismas fuentes. A partir de ahora, según las citadas fuentes, será tratada por una enfermedad respiratoria.

Varios ciudadanos de Singapur, con mascarillas. (EFE)Varios ciudadanos de Singapur, con mascarillas. (EFE)
Varios ciudadanos de Singapur, con mascarillas. (EFE)

El alcalde de Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, ofreció este lunes dimitir por su decisión de cerrar la ciudad para contener la enfermedad, tal y como informa el portal de noticias Caixin. En una poco habitual entrevista televisada anoche por la cadena pública CCTV, Zhou Xianwang aseguró: “Si el público piensa que estábamos equivocados, dimitiremos”, en referencia a su cargo y al jefe del Partido Comunista de China (PCCh) en la ciudad, Ma Guoqiang.

“Cerramos las puertas [de la ciudad], lo que podría cortar [la propagación de] la enfermedad. Sin embargo, la historia nos culpará —aseguró—. Siempre y cuando sea beneficioso para el control de la enfermedad y la seguridad de la gente, Ma Guoqiang dijo que asumiremos cualquier responsabilidad que tengamos que asumir”. Zhou reconoció que el Gobierno local tardó demasiado en revelar la información disponible sobre el brote, respondiendo así a las críticas surgidas en redes sociales sobre la actuación de las autoridades de Wuhan.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido a su homólogo chino, Xi Jinping, “cualquier ayuda” que el país norteamericano pueda prestar al gigante asiático para combatir el brote. “Estamos en una estrecha comunicación con China sobre el virus (…) Hemos ofrecido a China y al presidente Xi cualquier ayuda que sea necesaria. ¡Nuestros expertos son extraordinarios!”, ha informado en Twitter. Además, el inquilino de la Casa Blanca ha aprovechado para indicar que en su país se han registrado “pocos casos” y que las autoridades sanitarias los están siguiendo de cerca.

Casi 6.000 médicos en Wuhan

Mientras tanto, el primer ministro de China ha ordenado a los hospitales de la localidad donde más casos se han registrado que admitan a todos los pacientes que necesiten atención médica. “Se deben poner en marcha todas las medidas necesarias para que todos los pacientes sean admitidos en los hospitales”, ha afirmado Li, que ha expresado que se cumplirá con los estándares de calidad y seguridad en el nuevo hospital independientemente de lo que tarden en construirlo.

Un ciudadano de Hong Kong realiza la compra en un supermercado luciendo una mascarilla. (Reuters)Un ciudadano de Hong Kong realiza la compra en un supermercado luciendo una mascarilla. (Reuters)
Un ciudadano de Hong Kong realiza la compra en un supermercado luciendo una mascarilla. (Reuters)

China ha enviado un total de 5.930 médicos de todo el país a la provincia de Hubei para proporcionar tratamiento a los pacientes. En concreto, 4.130 médicos, divididos en 30 equipos, ya han llegado a Hubei y han empezado a trabajar, ha puntualizado el miembro de la Comisión de Salud de China, Jiao Yahui, al tiempo que ha precisado que 1.800 llegarán este martes.

El pasado domingo saltaron todas las alarmas al conocerse que el coronavirus tiene un período de incubación de 14 días y que es contagioso incluso antes de que se manifiesten síntomas. Ello lo diferenciaría radicalmente del síndrome respiratorio agudo (SARS), que en 2003 se saldó con la muerte de más de 800 personas en todo el mundo, con una tasa de mortalidad tras contagio de entre el 13% y el 19%. A diferencia del 2019-nCoV, el SARS no era asintomático, por lo que era más sencillo localizar a posibles contagiados.

Dos mujeres pasean con mascarillas por Chinatown, barrio de Nueva York. (Reuters)Dos mujeres pasean con mascarillas por Chinatown, barrio de Nueva York. (Reuters)
Dos mujeres pasean con mascarillas por Chinatown, barrio de Nueva York. (Reuters)

La magnitud puede ser inimaginable teniendo en cuenta que el pasado 25 de enero arrancó la celebración del Año Nuevo Chino, lo cual se traduce en el período de mayor migración humana del planeta. De ahí que el Gobierno chino haya decidido prorrogar las vacaciones, cuyo fin estaba previsto para el próximo día 30, hasta el 2 de febrero. “La medida se ha tomado para reducir de manera efectiva las concentraciones de gente, bloquear la propagación de la epidemia y salvaguardar la seguridad y la salud de los chinos”, aseguró la Oficina General del Consejo de Estado.

Por otra parte, el gigante asiático ha decidido posponer los XIV Juegos Nacionales de Invierno, que iban a celebrarse entre el 16 y el 26 de febrero en la provincia norteña de Mongolia Interior, debido al riesgo de contagio. Asimismo, el gobierno hongkonés decidió el pasado fin de semana cancelar la Maratón de Hong Kong, que estaba prevista para el próximo día 9, en la que estaban apuntados unos 70.000 corredores, aseguró el diario ‘South China Morning Post’.

La imposibilidad de contener la infección ha provocado que Hong Kong prohíba la entrada a cualquier persona que haya visitado la provincia de Hubei en los últimos 14 días, al tiempo que el aeropuerto internacional de Shanghái Pudong se disponga a suspender los servicios de autobuses interurbanos de larga distancia y la ciudad sureña de Haikou ponga en cuarentena durante dos semanas a los turistas. Los estragos también llegan a los mercados: la bolsa de Shanghái marca caídas superiores al 3%, mientras que el Nikkei japonés cae con fuerza, un 2%, y el índice paneuropeo, Eurostoxx 500 también está en rojo, con caídas del 1,7%.

[Siga en directo la construcción ‘exprés’ del hospital de Wuhan: 1.000 camas en 10 días]

Ya son ocho las ciudades de la región afectada cercadas por el Gobierno chino para contener la expansión del virus. Además de la zona cero de la epidemia, Huanggang, Ezhou, Chibi, Xiantao, Qianjiang, Zhijiang y Lichuan han emitido circulares informando sobre restricciones de movilidad que, en total, afectan a más de 25 millones de personas. Por su parte, grandes urbes como Shanghái, Pekín, Tianjin y Guangdong han decretado la emergencia sanitaria de nivel uno, la más elevada en una escala de cuatro.

España descarta las sospechas

Aunque España no dispone de aeropuertos con conexión directa y Wuhan tampoco se trata de un destino turístico frecuente desde la Península, el Ministerio de Sanidad no descarta que aparezca algún contagio importado. No obstante, por el momento ha descartado los seis casos que estaban en estudio: antes de descartar los síntomas en una turista islandesa en Torrevieja (Alicante), se estudió a un hombre chino ingresado en el Hospital Clínico San Cecilio de Granada con una sintomatología compatible y una mujer que había regresado de China a Barakaldo (Bizkaia).

De cualquier modo, Sanidad ha establecido un protocolo de actuación ante la aparición de posibles casos sospechosos. Así se recoge en el último informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad, que señala que el riesgo de introducción del virus en nuestro país “en este momento, se considera muy bajo”.

Con la información disponible, la transmisión persona a persona no es elevada y la instauración temprana de medidas de prevención y control “reduciría en gran medida el riesgo”.

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, está trabajando con el cónsul general de España en Pekín y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para repatriar a la veintena de españoles aislados en el epicentro del brote. Exteriores activó el pasado viernes una célula de crisis para dar seguimiento a los acontecimientos en China. Esta célula lleva a cabo un seguimiento exhaustivo de la evolución de la situación y coordina los contactos con otros ministerios, con las autoridades chinas y con los españoles afectados.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-01-30/ultima-hora-coronavirus-china-ikea-exteriores_2428871/

Anuncios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: