Portal #1 de los Dominicanos en la Ciudad de New York

Albany inicia sesiones con un déficit presupuestario y espinosos proyectos de ley

0

En la mayoritaria bancada demócrata, aseguran que planes educativos y de salud para los neoyorquinos más vulnerables, no deben estar en riesgo. La legalización de la marihuana, leyes para facilitar el voto y una revisión del sistema de fianzas, serán una prioridad en los primeros 100 días

El periodo de sesiones legislativas del 2020 en la Asamblea Estatal comenzó el pasado miércoles en Albany, y desde ya los asambleístas y senadores empezaron a poner la lupa, con detenimiento, al proyecto de ley de presupuesto presentado por el gobernador Andrew Cuomo. En estos “tiempos difíciles” de déficit presupuestario, los líderes de la Legislatura parecen tener un consenso: no se sacrificarán recursos para los beneficios de salud y educación de los más pobres.

El presidente de la Asamblea Carl Heastie, sugirió que la solución podría ser aumentar los impuestos a los ricos en lugar de reducir la inversión en programas que benefician a los neoyorquinos más vulnerables.

“Este será un año presupuestario difícil, a menos que el dinero caiga del cielo, siempre debes tratar de hacer las cosas. Entonces, cuando existe la preocupación de tener suficiente dinero, las dos opciones siempre son reducir el gasto o aumentar los ingresos. Para nosotros en la Asamblea, siempre creemos en aumentar los ingresos”, expresó Heastie.

Por citar solo un ejemplo, actualmente se precisa un déficit de $4,000 millones en el programa estatal de Medicaid, si se suman los $2,000 millones este año, aumentaría a $6,000 millones, para el próximo año fiscal que comienza el 1 de abril del 2020.

Entre tanto, la líder del senado Andrea Steward-Cousins entró en sintonía con la necesidad de iniciar un periodo legislativo que encara limitaciones financieras.

“En esta sesión, tenemos que seguir siendo audaces y seguir abrazando el cambio. Esto no va a ser fácil. Estamos enfrentando un déficit mayor al esperado. Tenemos residentes trabajadores y de clase media de nuestro estado, que no pueden soportar más la carga impositiva”.

En la alocución de Steward, a propósito del inicio del periodo de sesiones, dejó claro que los programas sociales en materia educativa y de salud, deben ser intocables en las maniobras para rendir el presupuesto.

“Vamos a buscar formas de financiar nuestro sistema educativo, de manera justa, y asegurarnos de que todos los estudiantes obtengan los recursos adecuados, también debemos financiar completamente la atención médica“.

Senadora Andrea Stewart-Cousins reitera el reto de un 2020 con un déficit presupuestario (Archivo)

Temas controversiales pendientes

En medio del reto de los legisladores de Albany, de hacer piruetas para optimizar y balancear el presupuesto, también aparecen en el escenario una serie de propuestas de impacto político y social que deberán equilibrar en ese cuerpo, conformado por una mayoría demócrata en la cámara baja con109 asambleístas, versus 41 republicanos. El Senado tiene un predominio de 39 azules, frente a 23 rojos.

El líder de la bancada republicana en la Asamblea, Will Barclay, aseguró a medios locales que la sesión legislativa 2020, será un verdadero desafío.

“Estamos firmemente comprometidos a volver a poner a nuestro estado en el camino correcto y promover medidas que sean justas y protejan a las comunidades. Un gobierno de un solo partido ha demostrado ser costoso y peligroso. Necesitamos una corrección inmediata del curso y estamos ansiosos por comenzar “, puntualizó el legislador.

Y desde ya se espera que empiece el debate alrededor de controversiales proyectos legales, que podrían afectar el diario vivir de los neoyorquinos, como la legalización del uso recreacional de la marihuana. Y todo esto, con el aderezo de ser un año de elecciones generales, en las que se renovarán decenas de sillas en ambas cámaras de la Legislatura estatal.

Aunque el proyecto sobre la marihuana en Nueva York no logró ser aprobado antes del fin de las sesiones del año pasado, muchos aseguran que este 2020 será sin dudas, el periodo en que se concrete el  paso de la reducción de las penas por posesión de la hierba a su legalización.

“Hemos estado en conversaciones. Es un tema muy espinoso. Yo me siento muy optimista de que este año daremos ese paso, para enterrar una era en donde de manera desproporcionada personas de color e hispanos, han sido arrestados y condenados a no poder rehacer su vida por posesión de marihuana”, explicó el senador estatal Luis Sepúlveda, que representa al Distrito 32 de El Bronx.

El legislador de origen puertorriqueño también se refirió a que arrancando este nuevo periodo de sesiones, en los primeros 100 días, será una prioridad para su bancada realizar un análisis del presupuesto presentado por Cuomo para “sumar y no restar a las prioridades de las comunidades más desfavorecidas”.

El legislador indicó que además impulsarán un paquete de propuestas que buscarán facilitar el voto, en un terreno minado por la apatía de los sufragantes, en unos meses clave en la renovación de poderes locales, estatales y nacionales.

En las últimas jornadas comiciales, la abstención en la ciudad de Nueva York ha alcanzado un promedio de 85%.

“Ya tenemos nueve anteproyectos que tienen un objetivo muy claro: facilitar que nuestras comunidades participen en las elecciones. Queremos convertirlo en un proceso más sencillo y cercano”, argumentó Sepúlveda.

Técnicamente los anteproyectos que ya están adelantados, están enfocados en precisar la infraestructura del voto anticipado y crear un sistema de registros de votantes de una manera más sencilla.

El senador estatal Luis Sepúlveda calcula que este año pasará la legalización de la marihuana en NY.

Defensa al fin de las fianzas

El otro aspecto que Sepúlveda considera será de carácter imperativo, al encenderse los motores de la maquinaria legislativa en Albany, es la “revisión y perfeccionamiento de las leyes de sistemas de fianzas”. 

Desde el 1 de enero entró en vigencia en Nueva York una serie de modificaciones en el sistema de justicia penal, aprobados por Albany en las sesiones de 2019. En esta nueva etapa, van por más.

El fin de las fianzas para delitos menores y no violentos ya ha despertado múltiples discrepancias, pues factores políticos de la Gran Manzana, como el propio alcalde Bill de Blasio ha exhortado a que sea revisada, pues la califica como una reforma impulsora de la criminalidad.

“Todo lo que constituye el nuevo sistema de fianzas, lo vamos a revisar, pero en realidad para reforzar su espíritu inicial y vencer la desinformación”, aclaró.

El legislador de El Bronx, uno de los condados con las tasas de criminalidad más altas de la ciudad, pero también con los indicadores de pobreza más elevados del país, considera que el debate en la legislatura estatal será para defender y perfeccionar esas reformas.

“Resulta insólito que a 4 o 5 días de la vigencia de las medidas, ya algunos hayan apostado a satanizarla. Hemos dado un paso gigante en concebir una reforma que permita una aplicación de la justicia menos discriminatoria entre pobres y ricos”, puntualizó.

Uno de los ángulos de la reforma que serán revisados, tiene que ver con la categorización de ciertos delitos que ahora son calificados como menores, pero deben ser puestos es un mayor escrutinio.

Tal es el caso de los crímenes de odio, citó Sepúlveda, en un momento en donde las agresiones contra las comunidades judías han aumentado de manera exponencial.

“Esa es una discusión que es urgente. Pero, también lo es crear leyes que liberen de malas interpretaciones a esta reforma. Es el momento de la precisión para lograr un sistema más justo”, aseveró el senador.

Fuentes del partido republicano adelantan que harán el “mayor esfuerzo posible” para derogar las reformas de justicia criminal alcanzadas por los demócratas.

Pero, el senador Gustavo Rivera, también de El Bronx, cuestionó que el gobernador en su discurso del “Estado del Estado” haya solo asomado soluciones vagas al déficit presupuestario y haya puesto más énfasis en los productos de vapeo que en la crisis de los opioides.

“Creo que no deberíamos discutir recortes a los servicios médicos esenciales, sin tener en cuenta las nuevas fuentes de ingresos, como aumentar los impuestos para los más ricos“, precisó.

“Veto de bolsillo”

Ya instalado formalmente el nuevo periodo de sesiones, hay varios proyectos de ley aprobados el año pasado por ambas cámaras, pero que no han sido firmadas por el gobernador. De acuerdo con los plazos técnicos, si no se firman antes del 30 de enero, quedan sin efecto, lo que se denomina un “veto al bolsillo”.

En esta lista entra la legalización de los Scooters y bicicletas eléctricas, la prohibición de químicos en juguetes de niños, la legislación que promueve la conformación de un grupo permanente de asesoramiento en justicia ambiental. De igual forma proyectos que contemplan el aumento de los salarios de trabajadores de coops y condominios de lujo.

En el periodo de sesiones de 2019 se aprobaron un total 935 proyectos de ley en todos los órdenes, muchos de los cuales se habían mantenido estancados por años cuando los republicanos dominaban Albany.

Debates que se esperan en Albany en 2020:

  • Controles sobre el vaping y productos de tabaco, que implica aumentar la edad a 21 años para su compra y extender el requisito de solicitar un ID cuando se compren en línea, además de la inclusión de alertas en los empaques, y la eliminación de los sabores.
  • Nueve proyectos legales que tratan de promover el voto, la automatización de los registros y facilidades para el sufragio anticipado.
  • Legalización del uso recreacional de la marihuana.
  • Despenalización del trabajo sexual.
  • “Gestational surrogacy”,  la cual permitiría que parejas heterosexuales y LGBTQ puedan alquilar un vientre en el estado de Nueva York para tener sus hijos.
  • Educación sexual obligatoria en las escuelas desde primer grado a cuarto año en todo el sistema educativo estatal.
  • Revisión de un paquete legal que prohibiría a los médicos realizar la llamada “prueba de virginidad”.
  • Más propuesta para el control de armas en el estado.
  • Reclasificación de trabajadores por contrato, como empleados. Por ejemplo el caso de la compañías de transporte por pedido como Uber, Via y Lyft.
  • Iniciativa que prohibiría el confinamiento aislado por más de 15 días en las prisiones, considerado por la ONU, como una forma de tortura moderna.
  • Obligatoriedad de nuevas vacunas como las del VPH y el Flu para niños en edad escolar.

Fuente: ElDiarioNY https://eldiariony.com/2020/01/11/albany-inicia-sesiones-con-un-deficit-presupuestario-y-espinosos-proyectos-de-ley/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.