Ultimate magazine theme for WordPress.

Flagelo de la ignorancia en latinos es una traba para vencer el VIH en NY

32

Al conmemorarse el Día Mundial del Sida, organizaciones son optimistas con el reto de terminar con el VIH en el 2020, pero insisten que todavía hay que educar más a los hispanos

La ciudad de Nueva York fue a principios de los años 80, uno de los puntos de ebullición más visibles de la epidemia del VIH/Sida en el mundo. Pero hoy en día la realidad es otra, y la Gran Manzana exhibe los triunfos que ha ganado en años de batallas contra la enfermedad, tanto así, que las autoridades de Salud tienen una ambición muy clara: poner un cerco definitivo a los nuevos contagios en el año 2020.

El venezolano Gerardo Pineda, de 55 años y activista de Oasis Center, una organización que ofrece soporte a contagiados por el virus en la ciudad de Nueva York, se muestra optimista con esta meta, pero asegura que “resta superar muchos mitos y cambiar estigmas en las comunidades hispanas”.

“Quienes fuimos diagnosticados en los años 90, vivimos el dolor del rechazo, de los prejuicios y de asumir que estabas al frente de un mal incurable. Eso, aún hoy, sigue marcando el abordaje emocional de muchos frente al VIH.  Se arrastran falsas creencias, desde Latinoamérica”, compartió Pineda.

El activista, quien desde 2003 forma parte de un equipo en la Gran Manzana que empodera a las comunidades afectadas e infectadas por el virus, desde su experiencia, percibe que hay todavía una guerra por ganar, que no es más que derribar una serie de falsas creencias.

“En mis charlas debo insistir todavía que el VIH y el Sida no es lo mismo. Que lo primero es apenas el diagnóstico de la presencia de un virus, que si no se controla puede terminar en una enfermedad. Pero, lamentablemente aun observas en medios de comunicación hispanos que transmiten noticias, que poco ayudan a vencer los estigmas”, aseguró.

El venezolano Gerardo Pineda ha sido testigo de cómo la Ciudad ha enfrentado la epidemia.

En 1996, cuando Pineda aún vivía en Venezuela, enfrentó un cuadro de deterioro físico por la presencia de varias infecciones oportunistas asociadas con el VIH, pero pudo superar esa etapa y ahora es parte de la base emocional  del taller Vida Positiva, que ofrece a los afectados estrategias para mejorar su calidad de vida.

“Insisto, en que si una persona resulta positiva en una prueba de VIH, eso no significa que tiene una enfermedad que le va a impedir cumplir sus sueños. Hay medicamentos de última generación que frenan la multiplicación del virus. Y lo más importante, es que están disponibles en la Ciudad. Independientemente de tu estatus legal”.

El activista ha sido testigo de cómo Nueva York ha creado grandes barreras al virus. Desde las campañas por el uso del condón, los tratamientos de profilaxis previa, conocidos como PrEP, que impiden que una persona se infecte, hasta los antirretrovirales modernos que logran que las personas VIH positivas reduzcan al mínimo su carga viral, y en consecuencia no puedan transmitirlo.

“Quienes estamos en este frente, tenemos una asignatura pendiente con nuestras comunidades hispanas. Insistir que se hagan la prueba, para que tomen las medidas a tiempo”, aseguró.

Guillermo Chacón es presidente de la Comisión Latina sobre el Sida en la ciudad de Nueva York.

 “Hasta el cansancio: Hazte la prueba”

El salvadoreño Guillermo Chacón, presidente de la Comisión Latina sobre el Sida, también tiene sobre su mesa la latente preocupación por las comunidades hispanas y sus creencias alrededores del VIH.

“Muchos latinos, aquí en Nueva York, a pesar de las campañas, aún creen que no es necesario hacerse la prueba, porque no pertenecen a un segmento de la comunidad LGTB”, explicó el experto.

Casi 34,000 hispanos viven con VIH en la Gran Manzana, de los 125,000 contagiados. Cerca del 15%, no sabe que es portador del virus. Esta tendencia, es una traba para enfrentarlo y lograr la meta de cero nuevos contagios en 2020.

También preocupa a los activistas y organizaciones que luchan por el fin de la epidemia, el grupo de portadores del virus que conociendo su estatus, le dan la espalda a los tratamientos disponibles.

“Si las personas diagnosticadas se mantienen con disciplina con los antirretrovirales, la posibilidad de que lo transmitan es muy reducida”, insistió Chacón.

Cuando se habla de derrotar el VIH, eso quiere decir que todas las personas que conocen su estatus, si cumplen con su terapia, se pueden mantener indetectables, con una carga viral muy baja, eso implica que no pueden transmitirlo. Esa es una de las claves para vencer por completo la epidemia.

“Por más que hemos avanzado, hay un mensaje que las organizaciones mantienen en voz alta: ¡Hazte la prueba! Y especialmente a los grupos de mujeres y hombres latinos, que se sienten ajenos a esta realidad”, insistió Chacón.

Daniel Leyva, líder de programas religiosos de la Comisión Latina sobre el Sida.

 Iglesias también en la batalla

El rol del mexicano Daniel Leyva en la Comisión Latina sobre el Sida, con sede en Manhattan, es muy particular. Promueve la prevención del VIH en lugares no tradicionales, como las iglesias, en donde hace más de una década, siquiera asomar el tema, implicaba muchos estigmas.

“Ahora, los líderes de fe están llamados a ser multiplicadores de mensajes de prevención, sobre el uso de condones, del PreP, de la prueba de VIH. Se trata de lugares que tradicionalmente estaban marcados por la transfobia y la homofobia, pero se han diseñado mensajes apropiados”, indicó Leyva.

La organización trabaja con un grupo de 26 Iglesias en los cinco condados de la Gran Manzana, que están directamente ligadas al programa de educación contra el VIH.

Las iglesias son generalmente cristianas de diferentes denominaciones como católica, metodista, episcopal, pentecostal y luterana. Pero han trabajo en el pasado con comunidades judías y musulmanas latinas.

El activista destaca que “los líderes de fe son una parte muy importante del programa, ya que a través de ellos la información llega a comunidades que culturalmente estaban apartadas del tema”.

El abordaje de la prevención del VIH, estaba dirigido hace una década  solo a bares, discotecas y otros espacios de consumo de la comunidad LGBT.

“Si quieres vivir, tienes que irte de aquí”

Cuando detrás de una fría ventanilla de un hospital en Venezuela, hace 25 años, Roberto Duarte se enteró que su prueba de despitaje de VIH había arrojado un resultado positivo, asumió que estaba recibiendo también su acta de defunción.

Tenía 21 años, terminaba sus estudios universitarios, y por meses no hizo proyectos que fuesen más allá de unos días. Ni siquiera se planteó que iba a ejercer su profesión. Era el año 1995 y apenas algunas drogas trataban de controlar el virus, pero sin mayor éxito.

Hoy con 45 años, Roberto está “saludable”. Ha sido testigo de la muerte de decenas de amigos en su Caracas natal. Confiesa que ha cumplido la mayoría de sus metas personales, aunque en medio de muchos cuadros depresivos.

“Debemos recordar que hace unas décadas no existían los antirretrovirales. Cuando conocías ese resultado, ya sabías que era cuestión de unos meses. Con suerte”, narró.

El inmigrante relata que durante años, recibió los tratamientos disponibles, pero cuando hace cinco años se agudizó la crisis de escasez de medicamentos en Venezuela, decidió “emigrar por su vida”. Su destino fue la ciudad de Nueva York.

“Tenía amigos que se habían establecido aquí y me ayudaron en cuestión de días a navegar en las opciones de tratamiento. Fueron meses de mucha ansiedad, pero el acceso a los antirretrovirales aquí no es un tema complicado. Cuando en Venezuela se tomaban seis pastillas diarias, aquí ya la población infectada tomaba solo una diaria. Mi estatus legal tampoco fue un límite”.

Roberto considera que es un privilegio vivir en una ciudad en donde ya se hable del fin de la epidemia o por lo menos de nuevos contagios.

“En mi país, hasta un condón es un lujo. Ni soñar con el PrEP. Es una epidemia incontrolable. Y si no puedes emigrar, sabes que vas a morir. En los hospitales le dicen a la gente que resulta positiva en VIH: si quieres vivir por lo menos unos años, tienes que irte de aquí ”, explicó.

Gobernador Cuomo: “Lo estamos logrando”

Las autoridades de Salud de Nueva York se trazaron una meta en el año 2014: el fin de la epidemia de VIH al final del 2020.

El gobernador Andrew Cuomo ha ratificado, que en efecto, las últimas estadísticas ratifican esa posibilidad.

“Hace cinco años lanzamos una campaña agresiva, líder en el país, para poner fin a esta epidemia en Nueva York y asegurar que todas las personas que viven con VIH reciban el apoyo que necesitan para llevar una vida plena y saludable. Lo estamos logrando”.

Y la vicegobernadora Katty Hochul también aseguró que “a través del compromiso incansable de los gobiernos, organizaciones sin fines de lucro y activistas, hemos logrado un progreso tremendo, pero la lucha continúa”.

La funcionaria argumentó que la disminución en los nuevos diagnósticos muestra que los esfuerzos para expandir el uso de PrEP está funcionando.

“Estamos en camino de alcanzar nuestro objetivo”, concluyó.

Cruzada contra el VIH: en números

  • 2,481 fue el número de nuevos diagnósticos de VIH en Nueva York en 2018, lo cual significa un descenso del 11% desde 2017 y una caída del 28% desde 2014.
  • 600 o menos casos de contagios es el objetivo trazado por las autoridades de salud en 2020.
  • 32,000 neoyorquinos tomaron profilaxis previa a la exposición, o PrEP, en 2018, un aumento del 32% desde 2017.
  • $20 millones ha invertido NY para apoyar las iniciativas contra el VIH/Sida desde 2014.

Use recursos gratuitos:

  • Para información sobre los programas y servicios que ofrece la Comisión Latina sobre el Sida puede visitar la página: latinoaids.org.
  • También conozca los recursos de la Hispanic Federation al visitar http://www.hispanicfederation.org, o llame a su línea bilingüe y gratuita, al (866) -HF-AYUDA u (866) 432- 9832. 

Fuente: ElDiarioNY https://eldiariony.com/2019/12/04/flagelo-de-la-ignorancia-en-latinos-es-una-traba-para-vencer-el-vih-en-ny/

Anuncios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: