Ultimate magazine theme for WordPress.

Drama al cuadrado en el Estudiantes: crisis en los despachos y en la pista

22

ACB Liga Endesa Son colistas, algo que ni en los años de los descensos les había pasado a estas alturas

Fotografía oficial de la plantilla del Movistar Estudiantes
Fotografía oficial de la plantilla del Movistar Estudiantes
ACB Photo

El Movistar Estudiantes ha trasladado a la pista la inestabilidad del club que, en una junta extraordinaria de accionistas celebrada el pasado 7 de noviembre, aprobó una ampliación de capital de cinco millones de euros que debe ser completada para garantizar la continuidad al menos del equipo que disputa la Liga Endesa. En esas aguas turbulentas trata de navegar un grupo que al paso por la undécima jornada cierra la clasificación.

“Tenemos que entender que nuestro principal objetivo es la permanencia y no va a ser fácil. Tenemos que hacer mucho más para conseguirlo”, aseguró el técnico Aleksandar Dzikic tras la derrota del domingo ante el Coosur Real Betis. Fue la quinta seguida, ante un rival directo y por 22 puntos. Hasta empiezan a preocupar algunos averages.

Al conjunto colegial no le son extrañas estas apreturas. Hace tiempo que se instaló en la mediocridad después de vivir durante años por encima de sus posibilidades. Ya descendió en las temporadas 11-12 y 15-16, aunque entonces no se concretaron esas bajadas a los infiernos al no poder ascender ningún equipo. Ni siquiera entonces había estado tan abajo a estas alturas.

Del primer varapalo no consumado hace ya ocho años. El balance desde entonces es de 105 triunfos y 176 derrotas. Se han vivido 283 jornadas y los estudiantiles han estado en puestos de descenso en 59. Contrastan con las 31 que disfrutaron entre los ocho primeros clasificados, casi siempre al inicio del curso. Contando las segundas vueltas, tan sólo fueron siete, todas en la 12-13 con Txus Vidorreta al mando. Fue la última vez que jugaron la Copa. Para verles en ‘playoffs’ hay que remontarse a 2010, con Luis Casimiro como técnico y Suárez, Jasen, Granger y Germán en pista.

En estos años de penurias, por el Estudiantes han pasado 89 jugadores. Nombres de quita y pon que apenas están un año en el club y cuyos rostros son difíciles de reconocer pasado un tiempo. Junior Etou, Zoltan Perl, Dylan Page, Tony Mitchell, Zach Graham… . Sí, todos pasaron por el Estu no hace mucho. Otros más reconocibles, como Alessandro Gentile y Gian Clavell, han criticado al club en las redes sociales por seguir fichando mientras, según ellos, se les adeuda dinero.

Desde el Estu lo desmienten. Dicen no deber nada a ningún jugador. Lo que reconocen abiertamente es una deuda con Hacienda de siete millones de euros, el lastre de los últimos años. Y eso que se ha reducido. “Estamos casi arrastrándonos cada temporada para pagar. Necesitamos conseguir recursos que nos permitan estabilidad para hacer frente al futuro. Y si no, pues no podríamos jugar”, resume el presidente Fernando Galindo. Es el drama al cuadrado del Estudiantes, el de la pista y el de los despachos.

Fuente: MARCA https://www.marca.com/baloncesto/acb/2019/12/04/5de781b6e2704e32878b467d.html

Anuncios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: