Ultimate magazine theme for WordPress.

China y Rusia firman el “acuerdo del siglo”: el plan para esquivar el castigo de la UE y EEUU

20

04/12/2019 14:16

Vladimir Putin y Xi Jinping acaban de poner en marcha una iniciativa que puede ser fundamental para revitalizar la economía de Rusia y China. Las dos potencias, después de casi diez años, han dado luz verde al mayor gasoducto del mundo, una de las mayores obras de ingeniería que podemos encontrar en el planeta y que se convierte en fundamental para revitalizar ambos mercados… y, de paso, burlar las imposiciones de Europa y, sobre todo, de Estados Unidos.

Fue en 2014 cuando ambos países cerraron un proyecto beneficioso para ambas partes. Se trata, ni más ni menos, que del mayor gasoducto del mundo, una gigantesca estructura de 3.000 kilómetros que será capaz de suministrar cerca de 38.000 millones de metros cúbicos de gas al año. Ambas partes lo consideran como el “acuerdo del siglo“, en el que el grupo ruso Gazprom y la Corporación Nacional de Petróleo de China forman una alianza beneficiosa para ambos.

La idea del gasoducto, llamado Power Of Siberia, no es otra más que conseguir transportar este hidrocarburo desde Yakutia hasta el norte de China. Para ello, China y Rusia han firmado un acuerdo de 30 años de duración que generará unos beneficios cercanos a los 300.000 millones de euros durante este periodo. Pero, ¿cuál es la verdadera razón de ser de este acuerdo? Una forma de cooperar entre ambas potencias para ‘saltarse’ los castigos impuestos por la UE y EEUU.

La Unión Europea sancionó a Rusia por la anexión de Crimea en marzo de 2014 tras su incursión en Ucrania. Estas imposiciones no solo supusieron castigos internacionales, sino que dio lugar a que Europa redujera la demanda de productos rusos, entre ellos, la producción de gas. Con este acuerdo, Rusia consigue abrir un importante mercado en el que conseguirá aumentar sus exportaciones y, por tanto, conseguir importantes réditos económicos.

Una estructura que ocupará más de 3.000 kilómetros. (Reuters)Una estructura que ocupará más de 3.000 kilómetros. (Reuters)
Una estructura que ocupará más de 3.000 kilómetros. (Reuters)

Pero China también ha encontrado la manera de contrarrestar las políticas norteamericanas, tras la imposición de aranceles y medidas que han afectado a su economía. Con el acceso al gas ruso, ha hallado una forma barata de conseguir este hidrocarburo tras la escasez sufrida a nivel interno y conseguir despegarse del consumo de carbón y petróleo, pudiendo reducir sus niveles de CO2 y seguir creciendo como la segunda economía más potente del mundo.

Este es el segundo gran proyecto consecutivo que Rusia y China presentan en lo que va de semana. Este martes, se acabó la construcción de un gran puente de 20 kilómetros para unir ambos países, una estructura que ha costado 322 millones de euros. Esta construcción une la ciudad china de Heihe con la rusa de Blagoveshchensk, en un claro ejemplo de que las relaciones entre ambos países continúan mejorando, ante la creencia de que existe un rechazo contra ellas.

El recorrido exacto que realizará el gaseoducto. (Reuters)El recorrido exacto que realizará el gaseoducto. (Reuters)
El recorrido exacto que realizará el gaseoducto. (Reuters)

Los analistas consideran que los castigos impuestos por Europa y los aranceles norteamericanos han servido para que China y Rusia consideren que se están llevando a cabo políticas para aislar económicamente a ambas potencias, lo que ha dado lugar a que ambos países estén más unidos que nunca. Las primeras alianzas estratégicas ya se han llevado a cabo y no sería descartable que, en algún momento, pudieran llegar las militares. Y todo tras el “acuerdo del siglo”.

Fuente: El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mundo/2019-12-04/china-rusia-gasoducto-power-siberia-europa-eeuu-sanciones_2364284/

Anuncios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: