Ultimate magazine theme for WordPress.

Calladitos / Columna de opinión

45

Así quiere el periodista y mánager Fernán Martínez a los músicos colombianos que expresaron su apoyo a la protesta del 21 de noviembre, muy calladitos.

 En sus declaraciones a La FM dijo textualmente “Yo creo que calladitos se ven más bonitos”, un indirectazo que le cayó como una bofetada descalificadora a tantos artistas colombianos que invitaron a marchar, empezando por Carlos Vives.

Esta frase tan desafortunada ilustra perfectamente lo que muchos como Martínez piensan del ejercicio artístico en Colombia. Ven a músicos y cantantes como figuras decorativas que no deben expresar libremente sus opiniones ni por equivocación.

Prefieren trabajar con títeres neutrales y cosméticos que no se salgan nunca del libreto impuesto por sus manejadores, en lugar de apoyar a figuras que en su repertorio hablen del descontento social. Eso jamás.

Esa postura contrasta angularmente con el amplio reconocimiento que ha tenido a nivel mundial nuestra artista Doris Salcedo, que expresa libremente en sus obras una visión poderosa sobre la realidad colombiana. Ella sí es un ejemplo de cómo poner la creatividad al servicio de una causa noble: la reconciliación.

La necesidad de vivir de la música ha obligado históricamente a nuestros grandes talentos a cantarle únicamente a lo superficial con el fin de no ser excluidos por los medios de difusión musical.

Pasa aquí y pasa en todas partes. Hay, sin embargo, excepciones como lo que ocurrió en los años 70 con la canción protesta, cuando músicos como Pablus Gallinazus o el dúo Ana y Jaime narraron historias que ninguno se atrevía a contar. Pero esas épocas pasaron y poco a poco volvió el veto implícito de la industria del entretenimiento, relegando al olvido canciones como A la mina no voy, que con tanta fuerza cantaba Leonor González Mina.

Ojalá el estallido social que ahora revienta en los más disímiles rincones del planeta inspire a los cantantes para crear música que hable de la realidad y los conflictos del siglo XXI. Hay montones de temas que pueden servir de materia prima para renovar ese repertorio tan encasillado que circula en la actualidad. A mis colegas les sugiero que no se queden ‘calladitos’ e ignoren a los que pretenden intimidarlos. Escriban con el alma y canten sus verdades a grito herido que la mordaza es pura ficción.

ÓSCAR ACEVEDO*
*Músico y crítico musical
[email protected]

Fuente: ElTiempo https://www.eltiempo.com/cultura/musica-y-libros/cuando-la-musica-narra-lo-que-nadie-queria-contar-436408

Anuncios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: