Ultimate magazine theme for WordPress.

Taylor Swift barre en París celebrada como «ciudad del amor»

21
Taylor Swift durante su concierto homenaje a la ciudad del Sena
Taylor Swift durante su concierto homenaje a la ciudad del Sena – DAVE HOGAN

La capital francesa se rinde ante el humor ácido y los vagabundeos sentimentales de este «paradigma» de sensibilidades trasatlánticas

CORRESPONSAL EN PARÍSActualizado:11/09/2019 01:22h

Taylor Swift vino, cantó y…, arrasó, con una actuación, en el Olimpia, concebido en forma de homenaje a París, «City of Lover Concert», concierto en la ciudad del amor, traducido libremente.

«Lover», el nuevo álbum que ahora está presentando a los públicos europeos, tiene notas íntimas, pasionales, entre ácidas y humorísticas. Cuando sonó «London Boy», una adolescente que me tocó como vecina, a poco estalla a llorar: “London boy… sabe, Taylor habla de Joe Alwyn, que ha sido su “boy friend” y dice cosas un poquito tristes”. A decir verdad, la cantante ¿jugaba? ¿interpretaba? algo parecido a una comedia ácida: una petición de «matrimonio» de una pareja que no era forzosamente «gay», entre amigos, no sé si reales o imaginarios, y personajes de alta comedia.

La letra de «London Boy» quizá no sea otra cosa. Pero en la partitura quizá estén presentes casi todas las tradiciones de la cantante: la vieja música country de su Nashville de adopción, las viejas baladas de las tradiciones pop, el rock pop que la moza interpreta con su banda a un ritmo entusiasta para su público, entre adolescentes, «millennials» y viejos cocodrilos curtidos en casi todas las tradiciones de las últimas décadas.

Presentando «Lover», desde su óptica, el «The New York Times» comentó, en días pasados, que Taylor Swift ha dado un nuevo giro a su carrera. Adiós al primer country de su instalación en Nashville, desde su Pennsilvania natal, adiós al tono un poquito negro de «Reputation» (2017), redescubrimiento de los tonos rosa bombón de una cierta América profunda, el Midwest satisfecho de sus valores tradicionales.

«Redescubrimiento» agridulce

Concebido como plataforma de lanzamiento europeo, dirigido a muchos públicos de distintas nacionalidades, «City of Lover Concert» no dejó de recordar temas de ayer o antes de ayer, dirigidos a los «millennials» que se reconocieron, hace pocos años, en el humor ácido y los vagabundeos sentimentales de una moza a quien se presta algo así como un «paradigma» de sensibilidades trasatlánticas.

Con novio («boyfriend» inglés), pero dirigiéndose a las adolescentes que descubren la vida en un instituto belga, una ciudad del Este alemán o las grandes autopistas que recorren los autobuses de la Greyhound, de Boston a Los Ángeles, Taylor Swift, canta el encanto y desencanto de esa vida entre nómada y cosmopolita.

Presentar «Lover», que ya barre en el mercado USA, en París («ciudad del amor») para dirigirse a sus nuevos públicos europeos, requería, pues, retomar «viejas» historias del resto de su carrera, «1989» («Blank Space», «Style»), «Red» («I Knew You Were Trouble», «Red», «All Too Well»), «Fearless» («Love Story»). Persiguiendo y consiguiendo un «efecto dominó»: dos mil adolescentes, millennialsmillennials» y viejos cocodrilos apoyando a coro musiquillas marchosas.

Desperdigados en los balcones privilegiados del Olimpia, algunos personajes locales, Alain-Fabien Delon, Bilal Hassani, Louane. El concierto terminó poco antes de la medianoche. «La Chaine Info» (cadena de televisión permanente) sentencia la mañana del martes: «Taylor Swift hizo temblar al Olimpia». Horas antes, no lejos del domicilio del niño Marcel Proust, enamorado de Gilberte, camino de los Campos Elíseos, la cantante nos comentaba deambulando por el bulevar donde estuvo la primera sala de cine de Europa: «Lo que admiro en Madonna es un capacidad de cambio. Su carrera es una sucesión de cambios. Mi carrera es algo parecido».

Taylor Swift tiene con Madonna otra cosa en común. Ambas forman parte del reducido club de las cantantes más ricas del mundo, que son, según «Forbes», por este orden: Rihanna(600 millones de dólares), Madonna (570 millones de dólares), Celine Dion (450 millones de dólares), Beyoncé (400 millones de dólares) y Taylor Swift (360 millones de dólares).

Queremos conocerte para poder ofrecerte los contenidos según tus preferencias ¿Podrías respondernos unas breves preguntas?

Por favor, marca uno o varios temas que sean de tu interés.

Fuente: ABC https://www.abc.es/cultura/musica/abci-taylor-swift-barre-paris-celebrada-como-ciudad-amor-201909110122_noticia.html

Anuncios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: